Lavavajillas industrial automático

Comment

lavavajillas industriales

Las maquinarias de hostelería nos permiten desarrollar con mayor facilidad las actividades de un negocio, el lavavajillas industrial facilita el lavado de los utensilios de cocina de manera fácil, rápida y eficiente.

El funcionamiento de un lavavajillas industrial difiere de uno domestico, el proceso de lavado en el caso industrial es mucho más corto y no cambian el agua de lavado en cada ciclo, por lo cual no se recomienda mezclar los vasos con los platos, porque el agua se contamina con la grasa de los platos y se adhiere al vidrio de los vasos y copas.

Es común que en los negocios de hostelería encuentres lavavajillas para platos y otro especialmente para cristalería.

Precalentamiento

Esta es la primera fase de su funcionamiento, dependiendo del modelo de lavavajillas industrial puede tardar aproximadamente 15 minutos para calentar el agua y prepararse para el lavado.

Fase de lavado

Aquí el lavavajillas dispara chorros de agua mezclado con el detergente a 60 grados centígrados. El lavavajillas industrial automático proyecta el agua directamente a los utensilios con cierta presión para eliminar la suciedad, este proceso suele durar entre 3 y 5 minutos.

Fase de enjuague y abrillantado

En esta parte el lavavajillas emite chorros de agua a una temperatura de 60 grados centígrados, rocía al mismo tiempo el abrillantador cuyo objetivo es hacer que los utensilios se sequen con mayor rapidez.

Detergente y abrillantador

El detergente que debe usarse en la primera fase de lavado debe ser uno que sea lo suficientemente alcalino para remover toda la grasa de los utensilios, en este punto es importante considerar el tipo de agua con el cual trabajas, puesto que dependiendo de ella la alcalinidad del detergente puede verse afectada.

Lo mismo sucede con el abrillantador que es el que se usa en la segunda fase enjuague.

“En España y la mayoría de las regiones europeas se trabaja con agua dura.”

Recomendaciones

Considerando la dureza del agua es muy probable que las altas temperaturas con el cual trabaja el lavavajillas deje restos de cal adherido al lavavajillas, por ello se recomienda realizar una limpieza cada 4 o 5 lavados, con el objetivo de mantener una excelente higiene.

Al finalizar la jornada debes mantener una maquinaria como ésta limpia, recuerda que está en contacto frecuente con sustancias que le pueden hacer daño, y si tienes un negocio con más razón para evitar que se te corroa o se tape de alguna forma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *